Estética y/o Higiene, esto es el dilema

Tenemos que ser muy asertivos en este campo.  Me refiero especialmente al diseño de los pónticos y su ajuste en la encía.
En los casos de piezas anteriores, la estética es muy importante. Por suerte, normalmente, no tienen mayor dificultad diseñarlos y adosarlos a la encía para que puedan ser sometidos a una buena limpieza.  La fonética nos complica a veces un poco, pero no demasiado.

En la zona de las piezas posteriores, definitivamente es aconsejable optar por mayor higiene en perjuicio de una buena estética.  Al mencionar “una buena estética” me refiero al ajuste del póntico sobre la encía.   Como en este sector la limpieza se dificulta mucho, el diseño tipo “silla de montar”  hay que desterrarlo totalmente.  Debe evitarse zonas cóncavas y preferir las convexas.  Si además se puede dejar un pequeño espacio entre el póntico y la encía, la higiene será perfecta.  Mis años de experiencia me han llevado a ésta conclusión.

Estas recomendaciones se lo agradecerán las personas que conviven con el paciente, ya que la halitosis no la siente el afectado.